ATLANTIS JR; Y SANTO JR; ¿EN LA ARENA MÉXICO?

Una nueva generación ha llegado

0 284

Por: Miguel Reducindo

El pasado sábado la lucha libre amaneció entre la sorpresa y la polémica ante el anuncio hecho por la New Japan Pro Wrestling referente a los participantes de Fantasticamanía 2019, pues entre los debutantes estará Atlantis Jr. Muchos aplaudieron la noticia y otros la criticaron calificando, incluso, como un acto de “nepotismo” el debut de este jovencito en Japón.

Lo cierto es que no es el único que ha dado sus primeros pasos en el Lejano Oriente, tan solo hay que recordar una de los casos más recientes, el de El Santo Jr; de quien anunciaron con bombo y platillo su preparación y debut profesional en Japón, posteriormente, la tercera generación del icónico enmascarado se presentó en diferentes escenarios de México, siempre al lado de su padre.

Curiosamente Atlantis y El Hijo del Santo compartieron cuadrilátero por mucho tiempo desde que debutaron, primero el plateado y un año después Atlantis. Fueron considerados como novatos del año 1983 y su carrera fue en ascenso desde sus inicios. Ambos siempre colocados en planos estelares en la entonces Empresa Mexicana de Lucha Libre.

La pregunta es si en aquellos años los “conocedores” se rasgaban las vestiduras hablando del nepotismo de El Santo al llevar a su hijo a lo más alto de las carteleras, (por cierto este término no puede aplicarse en este caso ya que, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, nepotismo es: “Trato de favor hacia familiares o amigos, a los que se otorgan cargos o empleos ´PÚBLICOS por el mero hecho de serlo, sin tener en cuenta otros méritos”). ¿Alguien sostenía la estúpida idea de que Atlantis estaba en luchas estelares por ser yerno de Francisco Alonso, presidente de la EMLL?, lo dudo mucho, simplemente fueron personajes que, desde su llegada, mostraron algo especial: talento, capacidad, ganas de trascender o dinero en taquilla, simple y sencillamente. Sea cual sea la razón respondieron ambos con creces y hoy son, digan lo que digan, íconos de la lucha libre de todos los tiempos.

Muchos años Atlantis y El Hijo del Santo trabajaron juntos en la Arena México, en el Toreo de Cuatro Caminos, en Centro y Sudamérica, en Japón e infinidad de escenarios en la República mexicana, y uno de los capítulos más emocionantes en la historia de estos luchadores se dio el 11 de noviembre de 2005 cuando, en su etapa de rudo, Atlantis y El Hijo del Santo disputaron el trofeo Leyenda de Plata, misma que ganó el originario de Guadalajara, Jalisco.

Y la historia continúa de manera similar, primero debutó Santo Jr; en Japón y, en 2019, los hará Atlantis Jr; en el mismo país. Ambos son jóvenes y cargan un nombre en la espalda que los puede impulsar o hundir, eso dependerá de ellos. Hace poco el Hijo del Santo habló sobre la intención de que su heredero y los jóvenes que vienen en camino sean la generación que “dignifique” a la lucha libre, y que por eso no trabaja ni con Triple A ni con el Consejo Mundial. Pero hay que ser sinceros, cualquier luchador que quiera trascender, para bien o para mal, depende de la proyección que le de cualquiera de las dos empresas más importantes de México; así lo hizo su padre, así lo hizo Mil Máscaras, L.A. Park, Penta y muchos más, así lo hizo el mismo Hijo del Santo que, aunque sea por fechas, tenía que trabajar con algún de estas empresas.

Por eso el destino está marcado, las generaciones pasan y quienes generaron problemas entre los padres y las empresas no son eternos, y llegará el momento en que los jovencitos tomen sus propias decisiones, tanto personales como profesionales. Por eso es solo cuestión de tiempo para ver a Santo Jr; y Atlantis Jr; juntos en la Arena México.

Comentarios
Loading...
A %d blogueros les gusta esto: