GRAN METALIK, EL DÍA QUE CAMBIÓ SU VIDA

Hace diez años nació Máscara Dorada

0 125

Por: Miguel Reducindo

Cuando una persona está destinada al éxito nada lo puede desviar de su camino. El inicio puede ser muy difícil, pero tarde o temprano llegará el día en que una luz indique la senda marcada dependiendo de cada quién seguir o perderse en la misma. Y ese día llegó, justo hoy hace diez años, para a quien actualmente conocemos como Gran Metalik, quien el 07 de noviembre de 2008 tomó el nombre de Máscara Dorada, el joven maravilla con la vida marcada.

Originario de Guadalajara, Jalisco, Metalik era un jovencito con hambre de triunfo y de comida, de origen humilde que combinaba su tiempo ganándose la vida literalmente picando piedra en una mina y entrenando en la Arena Coliseo de Guadalajara. Ese recinto lo vio hacer sus primeras maromas hasta que su llegada a la capital era inminente. Con más sueños que certezas llegó a tocar la perta de la Arena México donde, sabiendo de su calidad, le dieron entrada rápidamente, era apenas el inicio del año 2008 y para el mes de agosto el joven enmascarado formó parte de la gira que el CMLL realizó por España.

En el viejo continente Metalik dejó a los aficionados con la boca abierta con movimientos inverosímiles,  los experimentados gladiadores que conformaban la gira vieron en él talento y humildad, “si sigue así va a llegar muy lejos”, dijo en ese momento Olímpico, y así fue. A su regreso a México el Consejo Mundial de Lucha Libre ya tenía planes para él, y pasó a la historia como el primer luchador de talla normal que tomaba el nombre de un Pequeño Estrella.

Mascarita Dorada es, fue y será siempre un luchador sin igual, un gladiador mini con nombre propio y que, de buscar una versión grande, debería ser especial y similar a la extraordinaria capacidad del chaparrito. Y ahí estaba Metalik, un genio en las cuerdas, un amo de los aires, quien el 07 de noviembre de 2008 fue presentado en la Arena México con su nueva piel, naciendo así Máscara Dorada.

Nervioso, pero seguro de su capacidad, Máscara Dorada comenzó a adaptarse y a escribir su propia historia. Pronto llegaron los Campeonatos, los triunfos en torneos, los enfrentamientos ante grandes figuras consagradas, Japón, Europa, y el reconocimiento de la gente.

Fue la sorpresa de propios y extraños al ser el primer mexicano en recibir un contrato de un año por la empresa de lucha libre más importante de Japón, la New Japan Pro Wrestling, donde se fogueó y construyó el trampolín para lo que llegaría, su ingreso a WWE.

Máscara Dorada mostró talento en todo momento, pero nadie lo vislumbraba como prospecto del monstruo del entretenimiento en los Estados Unidos, y cuando se anunció paró las rotativas. Algo debió hacer bien Máscara Dorada para que su salida del CMLL se diera por la puerta grande, en las arenas del Consejo se le despidió públicamente deseándole el mayor de los éxitos siendo la cereza del pastel su despedida en la Arena México rodeado de sus compañeros y amigos en un día que nunca olvidará.

Así como llegó a la Arena México, Máscara Dorada hizo maletas y familia para iniciar la aventura llamada WWE ahora bajo el nombre de Gran Metalik, donde actualmente se encuentra en plena preparación rumbo al estrellato.

El camino de Gran Metalik es cuesta arriba, pero siempre es más llevadero con la familia a su lado, más cuando llega un nuevo integrante, su tercera hija llamada Dayana, nacida apenas hace tres días.

Todo el mundo nace con un talento especial y siempre habrá oportunidades que pasen de frente por no saberlas identificar. En la lucha libre no es diferente, cuando llega una oportunidad hay que atraparla y aferrarse a ella, solo así se concretará el sentido de la vida. ¿Cuántos las han dejado escapar?

Comentarios
Loading...
A %d blogueros les gusta esto: