LA MÁSCARA DE ÚLTIMO GUERRERO FUE UN REGALO DE UN ANGEL Por: Leobardo Magadán

0 281

Su tapa fue un diseño exclusivo de su amigo de La Laguna, Juan Manuel Zúñiga, mejor conocido como El Ángel Azteca.

El Último Guerrero se ha convertido en el más completo de la baraja luchística del CMLL. Desde su aparición en los encordados, en 1990, empezó a picar piedra. Como fue entrenado por El Halcón Suriano, el mejor de aquella región, debutó como El Halcón Dorado, nombre que alternaba con El Flanagan en Monterrey.

En aquel entonces Blue Panther triunfaba en la ciudad de México. Al verlo, de inmediato lo recomendó al Consejo Mundial. Fueron los días en que el último de su estirpe visitaba todos los días a Juan Manuel Zúñiga, El Ángel Azteca, quien tenía un taller de máscaras confeccionadas por él mismo. En ese lugar había decenas de diseños de todas las telas y materiales. Al Guerrero sólo le importaba una. La acariciaba, preguntaba nuevamente el precio para ver si, por suerte, había bajado, y se despedía de su amigo.

Cuando El Ángel Azteca se enteró de que aquel iba a presentarse en la arena México, lo mandó llamar y, sin mediar palabra, le dio una bolsa y un fuerte abrazo. El regalo contenía la capucha soñada que, a la postre, identificaría al Último Guerrero. Le costó cero pesos pero, para él, vale millones de dólares porque proviene de un hombre generoso al que quiere como un hermano.

El Ángel Azteca (QEPD)
Cortesía Wikipedia

 

Comentarios
Loading...
A %d blogueros les gusta esto: